domingo, 2 de noviembre de 2008

Diagnostico y seguimiento del alcoholismo. La Transferrina deficiente en carbohidratos. CDT

Se ha carecido de una prueba fidedigna para diagnosticar el Alcoholismo.
Se ha utikizado la TGP a alaninoaminotransferasa pero no es especifica. Puede esta elevada en dano hepatico de diversas etiologias: hepatitis cirrosis, drogas, colestasis etc. Asimismo la TGO o aspartatoaminotrasnsferasa es menos especifica aun pudiendo estar elevada ademas de estas condiciones en cirujia cardiaca, infarto de miocardio, angiplastias, trauma de musculo esqueletico, quemaduras, convulsiones etc.
La GGT gamaglutamiltranspeptidasa tambien se ha usado como marcador de alcoholismo siendo mas sensible que las anteriores pues puede elevarse cuando hay esteatosis hepatica pero tampoco es especifica pues aumentar con cirrosis insuficiencia cardiaca, tumores hepaticos, infarto de miocardio hasta 4 a 10 dias despues etc. Si bien esta elevada en el 75% de alcoholicos tiene poca especificidad.
La GGT es una enzima glicoproteica que dse encuentra en las membranas de las celulas especializadas en transporte y screciones de moleculas. En el higado se encuentra en los hepaocitos y en las celulas de los conductos. La GGT del suero es casi toda de origen hepatico.
El VCM volumen corpuscular medio esta aumentado en el alcoholismo pero tambien en anemias perniciosas deficiencia de folato, con ciertasd drogas etc. No es especifico.
Ademas tambien dse necesita una prueba no solo para hacer el diagnostico sino para el segumiento del tratamiento.
La CDT transferrina deficiente de carbohidratos se eleva con solo tomar mas de 50 gramos de etanol por una semana.
El etanol induce isoformas de esta enzima que disminuyen su carga negativa por perdida de residuos aminoterminales de acido sialico. De esta forma pueden ser detectadas y medidas por metodos de cromatografia e inmunoensayo. Los valores se normalizan a la dos semanas de abstinencia.
Aumenta durante el embarazo por lo tanto hay que tener cuidado para interpretar este dato durante este periodo. Esta aumentada en el 80% de los bebedores en riesgo y hasta en 90% de los alcoholicos.
falta

ADICCIONES, 2002 • VOL.14 NÚM. 1 • PÁGS. 47/55